martes, 17 de noviembre de 2009

Cantinflas

Este sí que era un humorista de los pies a la cabeza. Personaje, sin duda, que apareció al principio como despistado y bobalicón, pero que después fue convirtiéndose en un espabilado muy ocurrente y genuino.

Si hubiese sido presidente del gobierno de su país, sería más sonriente y alegre. Confiaría en las personas que son más inteligentes que él. Le preocuparía que sus conciudadanos fueran felices.

Sería un hombre de diálogos rápidos, situaciones chocantes. Trataría los asuntos de estado con humor procaz y simplista, en lugar del humor pobre y soez que se practica hoy día y que parece que está en boga.

Porque yo pienso que el humor está en la situación, no en la manera de contarlo o escribirlo. No sé donde leí una vez que el humor no se busca haciéndolo. El humor sobrevuela. Pero este hombre al que todo el mundo quiso, tanto en la pantalla como fuera de ella, se arrancaría la cabeza antes de que las colas del desempleo creciesen.

Sabría en todo momento establecer un orden de prioridades sin utilizar para ello papel ni lápiz. Sabría, porque así creció, que en la educación y formación de las personas está la solución a los muchos problemas que padecemos hoy día.

Pero, claro, estas decisiones las tomaría siendo, como fue, un humorista, actor y benefactor. No un político.

8 comentarios:

fonsilleda dijo...

Al final, queridiño, un hombre bueno, con sentido del humor.
Un hermano mío que vivía en tu Sevilla, adoraba a Cantinflas. No sabes cómo me lo has recordado ahora que ya no está.
Bicos y en su nombre gracias por reivindicar el buen hacer de Cantinflas.

Manuel Montesinos dijo...

Muchas gracias a tí por visitarme, Ana.

estela dijo...

Exacto,absolutamente exacto!... Los políticos no solo NO tienen sentido del humor, sino que además NO tienen claro que su función es estar al servicio de la gente.

Pero sí que Cantinflas era genial, y es muy bueno que hayas traído su recuerdo.

Besos

Manuel Montesinos dijo...

Gracias Estela, sabía que contaba con tu beneplácito.

Un beso.

Manel Aljama dijo...

La literartura, el cine, y el arte en general,siempre ha usado al bobalicón, al tonto, o al loco, para decir las grandes verdades. Gracias a que dice cosas graciosas le estaba permitido decir grandes verdades que pasan desapercibidas para la mayoría. Si no mira a Charlot, El Quijote, el bufón de el Rey Lear y tantos otros personajes sublimes.

Cuando miraba las películas de Cantinflas desde la infancia veía sólo eso. El "tonto". Cuando las miras de adulto ves al ser humano que tiene razón, bastante razón.

Por supuesto, los políticos no tienen sentido del humor. Es más son profesionales mediocres y por eso están en política. No se aguantarían en un empresa...

Maria... dijo...

Yo tengo 37 años y recuerdo estar muchos sabados por la tarde viendo con mi abuela peliculas de Cantinflas. Que recuerdos!
De los politicos ni te cuento , como estoy yo de la chusma que tenemos en el ayuntamiento de Ibiza.
Un besazo
Maria

Manuel Montesinos dijo...

Sí, tienes razón Manel. De hecho hay gran parte de lo que dices en una película de él, que creo que se llama El Embajador. En ella habla en la ONU a todo los representantes de los paises del mundo y les dice verdades como puños.
Gracias por tus comentarios.

Manuel Montesinos dijo...

Gracias tu visita María. ¿Por qué no te presentas en las próximas listas?
Contarías con mi voto.
Un beso.